Déjanos contarte nuestra historia

¿Quién hay detrás del Serralet de Segària?

Nuestra aventura comienza en el 1941, año en el que nuestro abuelo compró sus primeras colmenas a un buen amigo, iniciándose así en el maravilloso mundo de la apicultura.

Durante los primeros años, las colmenas siempre estaban en casa, por lo que, dependiendo del año y de la floración, se podía recolectar miel de azahar o miel de flores. Por ese entonces, nuestro abuelo solo podía ofrecer su miel a la gente del pueblo, conocidos o familiares.

Años después, cuando empezó la trashumancia y pudo desplazarse a sitios como Teruel, Cuenca, Albacete o Sevilla, aumentó la producción de miel y empezó a vender miel al por mayor.

Nuestro padre, que creció rodeado de abejas, decidió involucrarse también en el mundo apícola. Fue entonces, en el año 1989, cuando podemos empezar a hablar de la segunda generación.

Poco a poco fueron aumentando el número de colmenas y, juntos, continuaron desplazándolas por los diferentes sitios de España a las floraciones del tomillo, el girasol o el brezo, lo que les ha dado la oportunidad de conocer sitios nuevos y vivir experiencias que siempre perdurarán en ellos.

Mi hermano y yo no podíamos dejar de lado la tradición familiar y decidimos apostar, de nuevo, por preservar las abejas y su miel. Somos ya la tercera generación en formar parte de este proyecto familiar al que atendemos con cuidado, cariño y mucha ilusión.

Ahora, hemos dado el paso de crear este rinconcito online para que todo el mundo, independientemente de dónde se encuentre, pueda probar nuestra miel natural hecha de forma artesanal, tal y como llevamos haciendo toda la vida.

Nuestras colmenas han crecido y continúan habitando en plena Sierra de Segaria, situada en la Marina Alta. Pero no es su única casa, ya que, como habéis visto, trashumamos en función de las diferentes floraciones de España.

Las abejas también viajan a su manera: cuando las obreras encuentran sus fuentes de alimentación (es decir, las flores), realizan una danza para comunicarse con el resto de la colmena e indicar su ubicación. Estos viajes y danzas forman parte de nuestra esencia y, como consecuencia, así tenía que quedar plasmado en nuestro logo.

El mundo de las abejas está lleno de curiosidades y de sorpresas, y queremos compartirlas con vosotros, pues queda mucho por descubrir. Si nos acompañáis, seréis partícipes de una aventura que acaba de empezar.

Ahora sí, os damos la bienvenida a El Serralet de Segària, nuestro, y ahora también vuestro, pequeño dulce paraíso.