Panales

6,00 

La miel más pura y natural posible

¿Has visto alguna vez un panal de miel? Este superalimento es la esencia de la colmena, ya que las abejas lo utilizan para depositar y almacenar la gran mayoría de sus alimentos, como la propia miel, pero también el polen y la jalea real, entre otros. Está constituido por celdillas de cera hexagonales, construidas normalmente por y para las propias abejas, ya que forma parte de su desarrollo fisiológico.

¿Y si te dijéramos que ahora tú también lo puedes probar? Dependiendo de la estación del año, te podemos ofrecer el panal del tipo de miel que estemos recolectando en ese preciso momento, ya que las abejas, en esa época, almacenan solamente miel en sus panales. En primavera, podrás encontrar panales de miel de azahar y de tomillo, durante el verano, podrás saborear los panales de miel de bosque y, finalmente, a principios del otoño, podrás degustar los panales de la miel de flores.

No recomendable para niños menores de 1 año.

 

6€ / unidad de 400 g aproximadamente.

lA FORMA MÁS PURA

A través de este panal, estarás consumiendo la miel de la forma más pura y natural que existe gracias a las abejas, ya que, cuando las celdillas del panal están repletas de miel, ellas mismas las sellan con cera para conservar todas sus propiedades sin perder su esencia.

lA FORMA MÁS PURA

A través de este panal, estarás consumiendo la miel de la forma más pura y natural que existe gracias a las abejas, ya que, cuando las celdillas del panal están repletas de miel, ellas mismas las sellan con cera para conservar todas sus propiedades sin perder su esencia.

La forma más fácil y habitual de consumirlo es cortando un trocito y masticarlo hasta que notes que ya no queda ni una sola gota de miel en él y, por lo tanto, solo quede la cera. En ese momento, puedes tirar la cera/los restos, porque ya habrás saboreado toda la miel del panal.

La forma más fácil y habitual de consumirlo es cortando un trocito y masticarlo hasta que notes que ya no queda ni una sola gota de miel en él y, por lo tanto, solo quede la cera. En ese momento, puedes tirar la cera/los restos, porque ya habrás saboreado toda la miel del panal.

¿Te gustaría ser apicultor/a por un día?

Conoce el mundo de las abejas con nuestros talleres de apiturismo.

más información