Miel de tomillo

5,00 9,50 

Miel rojiza intensa, pero relajante

Partiendo de su origen como planta medicinal por los griegos, la miel de tomillo alberga propiedades terapéuticas, antisépticas y curativas. Se produce por las abejas melíferas a partir del néctar de las flores del tomillo, por lo que se trata de una miel monofloral. Esta miel pura la recolectamos a finales de primavera y principios de verano en los Montes Universales, Teruel.

Si nos paramos a observarla, la miel de tomillo nos recuerda a la planta de la que se extrae, presentando así un color rojizo muy singular, pudiendo llegar a aclararse cuando cristaliza.

Aunque en nariz se presenta de forma intensa, en boca nos resulta más relajante, presentando un sabor sutil y acaramelado. En cuanto a su textura, cuando se cosecha o se extrae es bastante líquida, pero con el tiempo tiende a cristalizar naturalmente, siendo así una de las mieles naturales más consumidas por sus innumerables propiedades.

¿A qué esperas para disfrutar de este regalo que nos ofrece la naturaleza?

No recomendable para niños menores de 1 año.

¿Te gustaría ser apicultor/a por un día?

Conoce el mundo de las abejas con nuestros talleres de apiturismo.

más información